¿Sabías que la soya puede ser tu aliada en la prevención del cáncer de mama?

leches-espumosas

El cáncer de mama afecta a millones de mujeres cada año. Octubre ha sido el mes elegido para crear conciencia de su prevención y detección precoz.

La inclusión de la soya en la dieta es objeto de constante estudio debido a su potencial influencia en la salud mamaria. A continuación, te contamos algunos de los beneficios de este noble alimento:

  • La soya es rica en isoflavonas, compuestos naturales que actúan como fitoestrógenos, similares al estrógeno humano. Algunos estudios sugieren que las isoflavonas pueden tener un efecto protector en el cáncer de mama. Se cree que estos compuestos pueden bloquear la acción del estrógeno en las células mamarias, lo que podría reducir el riesgo de cáncer de mama sensible a hormonas.
  • La soya contiene antioxidantes y otros componentes que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo. La inflamación crónica se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer, incluido el cáncer de mama, por lo que consumir soya de forma regular puede contribuir a mantener un ambiente corporal más saludable.
  • La soya es una excelente fuente de proteínas vegetales de alta calidad. Optar por alimentos a base de soya como la bebida vegetal de soya o el tofu, en lugar de fuentes de proteínas animales, puede tener beneficios para la salud en general. Reducir el consumo de carnes rojas y grasas saturadas puede estar relacionado con un menor riesgo de cáncer de mama.
  • La soya es una fuente de fibra, vitaminas y minerales que son importantes para mantener un estilo de vida saludable. La fibra puede ayudar a regular el peso corporal y mejorar la salud digestiva, lo que también puede influir en el riesgo de cáncer de mama.

Puedes incorporarla en tus preparaciones, hacer tus leches, cremas y sopas a partir de ella con MioMat, utilizar el residuo para cocinar preparaciones dulces o saladas, o incorporar en otras recetas.

Es importante destacar que ningún alimento o nutriente por sí solo puede prevenir el cáncer de mama por completo. Una alimentación rica en frutas, verduras, granos enteros, legumbres, un estilo de vida activo y la disminución del consumo de alcohol, junto con  la detección temprana, son componentes clave para reducir el riesgo de cáncer de mama.

En resumen, la soya es un alimento que puede formar parte de una dieta saludable y equilibrada y se ha estudiado por su potencial influencia en la prevención del cáncer de mama.

Como siempre, no existe nada que por si solo sea capaz de evitar el cáncer de mama, es crucial mantener un estilo de vida saludable en su conjunto y consultar con profesionales de la salud para tomar decisiones informadas sobre la dieta y la prevención del cáncer de mama.

Está columna es de carácter informativo, el contenido no reemplaza una consulta médica ni da recomendaciones para personas con condiciones de salud especifica.

Dra. Sandra Lanza
Médica de Familia
Presidenta de @sochimev
@dra.sandra_lanza_sagardia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest

¿Que te pareció este articulo?

Tus comentarios son importantes para traer mas contenido relevante que te pueda ayudar a llevar una vida sana.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados

© 2024 Escribe al administrador del sitio Protección de datos personales y cookies
Este sitio web utiliza cookies para mejorar los servicios prestados. Al continuar visitando el sitio, acepta su uso.